KOLUMBUS K-AZUL PIRÁMIDE (CONNECTICUT)

 

KILLING ME SOFTLY... 

Quizás un tabaco con una presencia tan imponente como el presente Pirámide Connecticut de KOLUMBUS pueda parecer una apuesta arriesgada, al menos para el mercado patrio, en base a lo limitado por lo que se refiere a conocimientos tabaqueros por gran parte de los aficionados.

Seguimos creyendo que las capas claras apenas aportan sabor, calidez, aroma y sensaciones que merezcan la pena, y que las oscuras, por el contrario, son excesivamente pesadas para el fumador menos hecho al disfrute tabaquero.

Afortunadamente, el mercado se va abriendo, aunque de una manera aún muy perezosa a la educación del gusto y al conocimiento de la realidad del buen tabaco, amén de los prejuicios añadidos por su pertenencia, o no, a determinadas procedencias a las que por costumbre más que por efectividad se les atribuye intrínsecamente el marchamo de la máxima calidad.

No me canso, señores... Prueben, experimenten, empleen su tiempo y dinero en ampliar el gusto y la mente. No siempre sale bien lo de casarse con la primera novia. Démosle la oportunidad a las demás de demostrarles que nos merecen, o que las merecemos a ellas...

En una era donde lo más chic en cuestiones gastronómicas es la fusión, en otras vertientes del disfrute del gusto y el sabor parece que nos cuesta aceptarlo. Pobres animales de costumbres, lo que nos estamos perdiendo.

El tabaco que nos ocupa, el KOLUMBUS Pirámide Connecticut, entra por la vista con una preciosa capa de color clarísimo, de tacto suave y carente totalmente de defectos a la vista y al tacto... una auténtica pista de patinaje para las moscas... lisa y delicada como la seda.

De construcción perfecta, una cabeza terminada en afilada punta magistralmente ejecutada y rematada, un pie magníficamente guillotinado, sin muescas ni defectos atribuibles a una labor poco cuidada, más bien todo lo contrario, así como el aspecto y olor fresco a heno recién cortado y ciertos toques balsámicos a monte bajo y sutilmente amaderados de las hojas de tripa larga canaria que asoman por el mismo.

Una labor inmejorablemente rolada y compactada, sin baches al tacto ni al hacer presión entre los dedos, y rematada con una sencilla pero elegante anilla en color celeste, con bordes y leyenda KOLUMBUS en un fino y nada ostentoso dorado, flanqueada a ambos lados por las palabras “La Palma” a la izquierda e “Islas Canarias” a su derecha, y rodeado arriba y debajo por dos discretas líneas formadas por pequeñas cruces de Malta impresas en un tono azul más claro.

Un atractivo aspecto que aúna sencillez, elegancia y distinción.

Inicio el proceso de la fumada con el corte de su aguda cabeza con una afilada guillotina manual de doble hoja, el cual resulta totalmente efectivo sin deteriorarse en modo alguno la delicada y elástica capa Connecticut, para proceder al encendido del tabaco.

Arrimo la candela desde un mechero de tipo soplete con llama a media fuerza para evitar calcinar y oscurecer la delicada capa en el momento del encendido, y así también lograr una combustión lo más armoniosa posible, a la vez que voy girando el cigarro para que la llama acaricie íntegra y uniformemente la superficie del pie.

Las primeras bocanadas traen suaves recuerdos de heno fresco, muy tenues toques amaderados y una fantástica cremosidad que van tomando sutil posesión de nuestras papilas gustativas.

La combustión resulta fácil, muy homogénea y uniforme, el tiro perfecto, totalmente desahogado, permitiéndonos disfrutar de estos primeros y fantásticos momentos de fumada con sosiego, dejando a su paso unas hermosas, estrechas y delicadas anillas en su ceniza clara y de consistencia media, aunque lo suficientemente compacta para que se mantenga en el cigarro en bloques de 2 a 3 cm.

A mitad del primer tercio nos llegan leves notas de frutos secos (nuez, avellana ligeramente tostada) que aumentan la intensidad de las anteriormente percibidas.

Es en ese momento cuando pulso el play de nuestro reproductor de audio y me dispongo a disfrutar de la sensual intensidad de los boleros de Luis Miguel.

Suavidad con suavidad se paga, y el momento del disfrute, a media luz, aúna la calidez de la voz de este gran intérprete con la sedosidad con la que tan generosamente nos obsequia este cigarro. Ojos cerrados, música a bajo volumen, largas bocanadas de un humo ligeramente denso y que ejecuta unas fantásticas espirales a medida que asciende ante nuestra vista.

La llegada al segundo tercio me regala otra buena dosis de cremosidad, notas más amaderadas, aunque siempre entregadas con mucho tiento, cuidando de la atmósfera que me brinda la interpretación musical que lo acompaña, hasta que da comienzo el placer postrero del tercio final.

La cada vez más próxima combustión hace que las notas especiadas y balsámicas de un inicio se tornen algo más acentuadas, refrescando la boca y compensando el paladar ante la incipiente proximidad de la candela. Una conjunción de frescura y dulzor sabiamente dosificados, propio de los mejores postres del maestro Paco Torreblanca. Una vuelta al disfrute con lo que nos gusta, con sabores discretos, pero con presencia y personalidad propias que otorgan a este tabaco el marchamo de excelente labor, y además,nuestro.

¡Sabroso, pardiez!

 

Cuando Luis Miguel interpreta las primeras estrofas del tema Por debajo de la mesa, me parece estar escuchando el relato de esta apasionante y delicada fumada, totalmente apta para todos los públicos, ya sean fumadores noveles, o bien más curtidos en otras fortalezas más contundentes. Siempre hay sitio para el disfrute dentro de la calidad y de la labor bien ejecutadas.

Llegando al final de la fumada, suena el Reloj no marque la horas, y su tic-tac nos recuerda, su irremediable dolor, el de su vida que se apaga...

Todo lo bueno y bello es siempre efímero, aunque el saberlo no resta un ápice de infelicidad ante el inminente fin del tabaco, del cual sus restos reciben una muerte honrosa en el borde del cenicero, a la par que contemplo cómo su ya escasa vida se extingue y empiezan a sonar los acordes iniciales del Sabor a mí...

Lo dicho, cantado y contado. Suavemente mágico y magnífico.

Formato: Pirámide - Dimensiones: 156 mm / Cepo: 52 - Tiempo de fumada: 60-70 minutos.

 

Parecidos razonablemente musicales:

Medley de boleros, Luis Miguel – Concierto Vivo 2000 /KOLUMBUS Pirámide Connecticut (K-Azul).

https://www.youtube.com/watch?v=kNxmnGk4PJw

La tercera parte romántica e íntima del concierto arranca con el tema Voy a apagar la luz, que será el primer tema de un medley de boleros románticos de autores e intérpretes clásicos como Armando Manzanero, Roberto Cantoral, Álvaro Carrillo, José Antonio Méndez, etc., donde Luis Miguel busca y consigue desde un inicio la complicidad de su público para interpretar esta tierna pieza musical.

NOTA: Diálogo entre Luis Miguel y su público. En negrita LM, en original el público.

La actuación arranca con una intro con suavidad instrumental.

 

T1.- VOY A APAGAR LA LUZ

Me acompañan?... :D

Voy...

A apagar la luz para pensar en ti...

Y así,...

Dejar volar... a mi imaginación.

Ahí...

Donde todo lo puedo donde no hay imposibles

Qué importa...

Vivir de ilusiones si así soy feliz

Cómo te abrazaré...

Cuánto te besaré...

Mis más...

Ardientes anhelos, en ti realizaré...

Te morderé los labios...

Me llenaré de ti...

Y por eso voy....

A apagar la luz... (Se apaga la luz del auditorio y el público grita y aplaude emocionado al final de la estrofa) ...para pensar en ti...

Continúa el medley con el siguiente tema Contigo aprendí mientras LM sonríe con complicidad y aplaude a su público... e inicia el nuevo tema:

 

T2.- CONTIGO APRENDÍ

Contigo aprendí

Que existen nuevas y mejores emociones

Contigo aprendí

A conocer un mundo nuevo de ilusiones.

Aprendí

Que la semana tiene más de siete días

A hacer mayores mis contadas alegrías

Y a ser dichoso yo contigo lo aprendí.

Contigo aprendí

A ver la luz del otro lado de la luna.

Contigo aprendí

Que tu presencia no la cambio por ninguna.

Aprendí

Que puede un beso ser más dulce y más profundo

Que puedo irme mañana mismo de este mundo.

Las cosas buenas ya contigo las viví

Y contigo aprendí

Que yo nací el día que te (conocí). (No lo pronuncia... hace fading y se funde en el medley con el tema Por debajo de la mesa con un solo de clarinete electrónico, que se inicia a coro con el público entregado...).

 

T3.- POR DEBAJO DE LA MESA

Por debajo de la mesa

Acaricio tu rodilla y bebo

Sorbo a sorbo tu mirada

Angelical y respiro de tu

Boca esa flor de maravilla

Las alondras del deseo

Cantan, vuelan, vienen, van.

Y me muero por llevarte

Al rincón de mi guarida

En donde escondo un beso

Con matiz de una ilusión (LM, sonriente, se acerca a recoger unas flores de unas fans)

Se nos va acabando el trago

Sin saber qué es lo que hago

Si contengo mis instintos

O jamás te dejo ir.

Y es que no sabes lo que tú me

Haces sentir

Si tú pudieras un minuto

Estar en mí

Tal vez te fundirías

A esta hoguera de mi sangre

Y vivirías aquí y yo abrazado a ti.

Y es que no sabes lo que tú

Me haces sentir

Que no hay momento que

Yo pueda estar sin ti

Me absorbes el espacio

Y despacio me haces tuyo

Muere el orgullo en mí

Y es que no puedo estar sin ti.

(Entre aplausos y ovaciones de un público cada vez más entregado y emocionado arranca el medley con el tema Reloj no marques las horas).

 

T4.- RELOJ NO MARQUES LAS HORAS

Reloj no marques las horas (punteo de guitarra acústica del genial Todd Robinson)

Porque voy a enloquecer (punteo de guitarra acústica del genial Todd Robinson)

Ella se irá para siempre (punteo de guitarra acústica del genial Todd Robinson)

Cuando amanezca otra vez.

No más nos queda esta noche (LM se acerca a saludar a sus fans y el gran Les Bradford corre a sujetarle para evitar que puedan descabalgarle del escenario)

Para vivir nuestro amor

Y tu tic-tac me recuerda

Mi irremediable dolor.

Reloj detén tu camino

Porque mi vida se apaga

Ella es la estrella

Que alumbra mi ser

Yo sin su amor no soy nada.

Detén el tiempo en tus manos

Haz esta noche perpetua

Para que nunca se vaya de mí

Para que nunca amanezca.

(Se inicia nuevamente el fading y el medley con el siguiente tema Sabor a mí con otro excelente punteo de guitarra acústica del genial Todd Robinson, mientras LM, orgulloso y sonriente, se gira hacia él y le apunta con su dedo índice).

 

T5.- SABOR A MÍ

Tanto tiempo disfrutamos de este amor

Nuestras almas se acercaron tanto así

Que yo guardo tu sabor

Pero tú llevas también

Sabor a mí.

(LM se acerca al borde del escenario, mira y canta a una admiradora que le ofrece una prenda entre gritos emocionados del público).

Si negaras mi presencia en tu vivir

Bastaría con abrazarte y conversar

Tanta vida yo te di

Que por fuerza tienes ya

Sabor a mí.

No pretendo ser tu dueño

No soy nada yo no tengo vanidad

De mi vida doy lo bueno

Soy tan pobre, que otra cosa puedo dar.

Pasarán más de mil años, muchos más

Yo no sé si tenga amor la eternidad

Pero allá, tal como aquí

En la boca llevarás

Sabor a mí. (Punteo de guitarra acústica del genial Todd Robinson y fin del medley).

 

Maridajes talibanes sugeridos:

En base a la suavidad y cremosidad de este excelente tabaco, las humildes recomendaciones del ignorante talibán irreverente que suscribe el presente escrito son los siguientes:

- Vermut elaborado (no embotellado) por un barman profesional.

- Lowland Single Malt Whisky (Inverleven/Bladnoch) o Single Grain Whisky Haig Club.

- Palo Cortado Serie Antique Rey Fernando de Castilla.

- Single Malt Speyside BenRiach Spirit of Speyside, suave, dulce y floral.

- Blended Whisky Johnny Walker Gold Label.

- Vino Blanco Alvarinho Dorado Superior (cualquier añada).

- Crema de Whiskey Irlandés de calidad (tipo Bailey’s).

Y recuerden, por favor... LOS WHISKIES SE TOMAN SIN HIELO, acompañados de un vaso de agua mineral helada para refrescar el paladar. El cloro y la química los dejaremos para las piscinas, por favor...

 

Conclusión:

Un excelente cigarro a tener en cuenta, ante todo para zonas geográficas cálidas o calurosas épocas estivales, que nos permitirá disfrutar de la sensibilidad del buen tabaco a cualquier hora del día o de la noche.